Inicio Animales Perro espera 1 año a los dueños – pero tras salvarlo el...

Perro espera 1 año a los dueños – pero tras salvarlo el veterinario revela su deprimente dieta

Compartir

Esta es la historia del perro Stewie. Sus dueños le dejaron totalmente solo al decidir mudarse de lugar.

El pobre animal estuvo esperando un año a su familia en la casa antigua pensando que iban a volver, escribe The Dodo.

Stewie era una mezcla de pitbull, de 11 años de edad. Pasó hambre y estuvo muy asustado durante mucho tiempo. Tuvo que comer lo que encontraba, incluso piedras…

Pero un día avisaron a la organización Hope for Paws que entre otras cosas trabajan ayudando a los perros que han sido abandonados. ¡Y entonces cambió todo!

Cuando llegaron le vieron pasearse por el jardín fuera de la casa. Y trataron de darle algo de comer….

…pero se asustó y trato de huir. Pensaban que le iban a hace daño. ¡Pobre perro!

Se daban cuenta que al estar asustado se escondía por la zona. Entonces el personal decidió esperar a que volviera y poco a poco se diera cuenta de que no pretendían hacerle daño y que no eran malas personas.

Stewie estaba unido a su hogar y a su casa. Había crecido ahí y esperaba a que sus queridos dueños volvieran. ¡Los perros son realmente los más fieles y leales amigos del hombre!

Stevie no tardó mucho en regresar. Los amantes de los animales decidieron llevarse a este leal animal a un lugar más seguro para él.

Algunos vecinos (no sabemos si le ayudaron anteriormente con comida o de otra manera) ayudaron a subir al perro al auto. Si ves el siguiente vídeo observaras lo contento que parece Stewie de que le trasladen finalmente para ir a un sitio seguro.

Le llevaron a un veterinario para que le hicieran un control médico y para ver si estaba bien. Y lo que descubrió el veterinario fue que el perro estuvo tan hambriento que debió comer piedras (!) en la calle.

El personal lo duchó y poco a poco Stevie se fue encontrando mucho más a gusto en compañía de sus salvadores.

Éstos vieron claramente como el perro reaccionaba a las muestras de cariño – que recibía por primera vez en un año. Se debía sentir seguro y querido nuevamente. ¡Y entendió que ya no necesitaría comer piedras nunca más.

Ahora Stewie vive con una familia de acogida y tiene varios hermanos extras con quien jugar.

Y por supuesto: tiene personas que le dan todo el amor que estaba esperando – y que merecía. ¡Qué cambio!

Facebook

Amantes de los animales como estos se merecen un homenaje por su labor realizada. ¡Creo que debemos compartir para mostrar nuestro agradecimiento!



Dejanos tus comentarios y comparte esta información...


Cargando...