Inicio Recetas Las ventajas del té de cáscara de limón

Las ventajas del té de cáscara de limón

Así como hay quienes se preparan una bebida suave y con cierto efecto diurético con la cáscara de la piña o la naranja, hay personas que deciden prepararse un té de cáscara de limón. Si bien el objetivo de consumir este tipo de bebidas suele ser apoyar la pérdida de peso, no siempre es el caso.

El té de cáscara de limón puede considerarse una alternativa saludable a los zumos, refrescos, tés y aguas saborizadas industriales. Apoya la hidratación y puede complementar una dieta equilibrada.

Se considera que por ser refrescante y tener un sabor ligeramente ácido, esta bebida ayuda a “revitalizar” el cuerpo después del entrenamiento.

En otras palabras, brinda un extra de energía que se necesita para continuar la jornada. Por ello, hay quienes la consumen después de hacer ejercicios.

Otros beneficios asociados

Combatiría el mal aliento.
Eliminaría el exceso de grasa de la piel.
Ayudaría a regular el tránsito intestinal.
Ayudaría a prevenir catarros y gripes.
Favorecería la eliminación de los líquidos retenidos y apoyaría la pérdida de peso

Si deseas consumir esta bebida para complementar tu hidratación diaria, debes tener a mano los siguientes ingredientes.

Ingredientes

  • 1 litro de agua (1000 ml).
  • La cáscara de 2 limones.
  • El zumo de un limón (4 ml).
  • Opcional: 4 cucharadas de miel (80 gramos).

Preparación

  • Lo primero es poner a hervir el litro de agua.
  • Una vez ya esté caliente, deja caer las cáscaras de los 2 limones (previamente lavadas).
  • Deja que llegue a su punto de ebullición
  • Después, añade el zumo natural de un limón.
  • Deja que siga haciéndose la cocción a lo largo de 20 minutos más.
  • Deja reposar otros 10 minutos para que se entibie.
  • Sírvete una taza y consume (añade un toque de miel, si lo deseas).
  • Vierte el resto del líquido en una botella de cristal para conservarlo bien en el refrigerador durante unos días.
  • Si vas a beberlo para aliviar el dolor de estómago, la pesadez y los gases, es recomendable que lo hagas por sorbos, despacio.

Modo de consumo

Aunque se suele decir que lo ideal sería tomar una primera taza de té de cáscara de limón en ayunas, no existe un momento “idóneo” para consumir esta bebida. Así que si deseas beberlo a primera hora de la mañana, hazlo porque así lo quieres, no porque a esta hora en concreto vayas a obtener mayores beneficios.