Inicio Mundo curioso Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a...

Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a los científicos en Argentina

Compartir

Otras evidencias de que nuestro planeta ha estado produciendo impresionantes maravillas durante miles de millones de años.

Así que, cuando un granjero en Argentina, encontró lo que parecía un huevo de dinosaurio.

No habría sido del todo sorprendente si realmente hubiera sido eso. Pero la realidad fue completamente impactante.

La granja no está en una localización muy remota, sólo 40 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a los científicos en ArgentinaPero aún así, lo que Jose encontró no parecía pertenecer al mundo tal y como lo conocemos hoy en día.

“Mi marido salió con el coche y cuando volvió dijo, ‘He encontrado un huevo que parece de un dinosaurio,.

” Cuenta la mujer de Jose, Reina Coronel, en una entrevista. “Todos nos reímos porque pensábamos que era una broma.”

Al principio no estaba claro lo grande que era porque estaba completamente cubierto de barro. Cuando Jose empezó a cavar alrededor, se empezó a revelar el verdadero tamaño.

Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a los científicos en ArgentinaTenía como 1 metro de diámetro, por lo que era demasiado grande para ser un huevo de dinosaurio… o de cualquier otra cosa.

En realidad era una especie de cascarón, o armadura de algún animal que vivió durante la Edad de Hielo.
Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a los científicos en Argentina

El cascarón pertenecía a un Glyptodon, género de un gran mamífero de la familia del armadillo. Hace más de 10.000 años, en Sudámerica vivían estas criaturas que, según los documentos fósiles, se parecen a un Volkswagen Beetle y pesa lo mismo más o menos.

Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a los científicos en ArgentinaSorprendentemente, el cascarón que Jose encontró estaba en perfecto estado, lo que es muy extraño después de tantos años.

Como las huellas dactilares, no hay dos cascarones de Glyptodon iguales, cada uno tiene un patrón distinto.

Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a los científicos en ArgentinaLos Glyptodones eran hervíboros, por lo que sus armaduras le ayudaban a protegerse de los depredadores.

Fósiles de otras especies parecidas han sido encontrados en otras partes de Sudámerica, como Uruguay y Brasil.

Un descubrimiento de más de 10.000 años de antigüedad tiene locos a los científicos en ArgentinaLos cascarones de los Glyptodones están hechos de aproximadamente 1.000 placas óseas.

Estos animales tenían unos hombros enormes, unas piernas robustas y unas vértebras unidas que le ayudaban a cargar con todo ese peso.



Dejanos tus comentarios y comparte esta información...