Inicio Sorprendente ¡Último minuto! Al menos 13 muertos en el atentado terrorista de Barcelona:...

¡Último minuto! Al menos 13 muertos en el atentado terrorista de Barcelona: fotos y videos

Compartir

Al menos 13 personas han muerto y varias han resultado heridas tras el atropello masivo de esta tarde en Las Ramblas de Barcelona, según fuentes policiales.

Poco después de producirse el atropello, los mossos d’Esquadra han confirmado que se trata de un atentado terrorista.

Y que se ha activado el protocolo correspondiente en estos casos.

Los autores del atropello masivo habrían alquilado, según las primeras pesquisas, al menos dos furgonetas de color blanco para realizar el ataque.

La Policía está buscando a dos personas como supuestos autores del atropello. Uno de ellos se trataría de una persona de 1,70 metros de estatura con un jersey blanco y rayas azules.

Las mismas fuentes han señalado que la furgoneta con la que se ha producido el atropello ha sido interceptada, pero su conductor ha conseguido escapar y se ha parapetado dentro de un bar, al parecer armado, del Paralelo de Barcelona, mientras que un segundo ocupante del vehículo ha logrado huir. Se trata del bar El Rey de Estambul, en la calle Hospital de la ciudad.

Al parecer, durante su recorrido, que ha comenzado en la boca de metro situada al inicio de Las Ramblas, la furgoneta ha impactado contra varios coches y ha llegado prácticamente hasta la entrada del Liceu, por el carril central de esta avenida, dejando a su paso decenas de heridos.

Esta furgoneta fue recogida en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua de la Mogoda, según fuentes policiales.

Se trata de una Fiat de color blanco, con matrícula 7086JWD de la empresa Telefurgo. Al parecer, según las mismas fuentes, la persona que podría haber recogido la furgoneta es un joven de origen magrebí que responde al nombre de Driss Oukabir y dispone de un documento de residencia en España, un NIE.

Las calles colindantes de la concurrida arteria barcelonesa, en el distrito de Ciutat Vella, han empezado a ser desalojadas por dispositivos de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra minutos después del atropello. Los policías gritaban a los viandantes que despejaran la calle y entraran en locales, portales y “cerraran las puertas”. Decenas de personas se resguardaban en portales, otras corrían despavoridas. Una joven ha intentado saltarse el control de seguridad a gritos de “no sé dónde está mi hermano, dicen que están dando tiros y no lo encuentro”, ha dicho mientras corría calle abajo.

“Estábamos a las puertas del Hard Rock Café. Íbamos en dirección a la Rambla cuando hemos visto el choque de una furgoneta blanca contra la gente. Hemos visto cómo la gente salía volando por el atropello. Y también a tres ciclistas que han salido volando”, explica Ellen Vercamm, testigo directo del atropello múltiple que se encuentra de vacaciones en Barcelona

Ellen, que viaja en un grupo mayor, decía: “No nos ha pillado allí por dos minutos. Ha sido terrible. Somos un grupo grande y no sabemos aún si todos están bien”, agrega, conmocionada por el atropello, mientras un agente de los Mossos le anima a abandonar la calle de Fontanella.

El pánico se ha apoderado del centro de Barcelona que ha sido el escenario de hasta tres estampidas de personas corriendo, arrastrando aquello que encontraban. Tras una de ella junto al lugar del atropello, una mujer embarazada tenía que ser tratada en el suelo de una bajada de tensión. A partir de ese momento, los agentes de la policía han decidido ampliar el cordón de seguridad y han llamado a las personas a abandonar la zona

En el bar La Cabaña, en la calle dels Àngels, se ha producido una pelea entre la media docena de clientes que estaban encerrados en el local. A las 18.20 un grupo de personas han llegado corriendo al local y han empezado a golpear la persiana suplicando que la abrieran para refugiarse.

Dos clientes querían abrirla y otros dos no, mientras el dueño se veía superado por la tensión del momento.

Finalmente, entre gritos y empujones, uno de ellos ha subido la persona dos palmos y tres personas han entrado arrastrándose. Tras unos minutos más de discusiones –“¡Nos habeis puesto en peligro!, han dicho– y viendo que no ocurria nada en la calle, la situación se ha calmado”

En uno de los locales más conocidos del mercado de la Boqueria, la barra del Quiosco Universal, se advirtió un movimiento extraño. “Empezamos a ver gente tirar mesas”, relataba Miguel Arza, camarero del local en declaraciones a la Cadena Ser.

El restaurante tiene un almacén en el sótano, así que los trabajadores se han escondido allí. “Hemos saltado allí dentro enseguida y, al cabo de un rato hemos subido y hemos salido a las Ramblas. Hemos visto a gente tirada por el suelo, herida, de hecho un compañero se ha acercado a ayudar a una chica, pero la Policía nos ha dicho que no podíamos estar allí”, explicaba Arza. Los agentes les conminaron a regresar al mercado, recoger las cosas rápidamente y abandonar el local. “Nos vamos para casa”, cerraba.

¿Qué opinas?