Inicio Sorprendente Papá e hijo fallecen en accidente de tráfico, entonces el niño vuelve...

Papá e hijo fallecen en accidente de tráfico, entonces el niño vuelve a la vida y dice lo más extraño

Compartir

El automóvil estaba tan destrozado que los sanitarios no pudieron darse cuenta de que había dentro un niño de 8 años, Landon.

Cuando se percataron de que había un zapato de niño fue cuando se dieron cuenta de que había una personita más.

Landon estaba inconsciente y de inmediato le trasladaron a un centro médico de Carolina del Norte, en EEUU. Su estado era extremadamente crítico y llegó a estar en estado clínicamente muerto dos veces. Pero el experto equipo médico logró reanimarle las dos veces.

Ya en el hospital, Landon cayó en coma y a Julie se le informó de que posiblemente su hijo no sobreviviría.

Si por un milagro el niño sobrevivía, se quedaría sin poder andar, ni hablar, ni comer por si solo. Su cerebro había recibido un fuerte impacto y era casi imposible que recuperara su estado normal.

Pero dos semanas más tarde el milagro sucedió. Landon abrió los ojos. No parecía que tuviese ningún síntoma de trauma cerebral. Pero lo más increíble vino después.

– Le pregunté a Landon ¿sabes dónde está tu padre? Y el me contestó:  “Sí, sé donde está. Le he visto en el cielo”, cuenta Julie para CBN.

Landon explicó incluso que había visto a dos amigos más cuando estaba en el cielo. Pero eso no era todo.

Un segundo después, mirando a su madre, le dijo que había visto también a sus “dos otros hijos”. Julie no entendía nada. Pero al instante se dio cuenta de lo que quería decir.

Landon se refería a los dos abortos que ella había sufrido antes de Landon naciera, de los que Landon no sabía nada.

– Los había visto en el cielo a pesar de que nosotros nunca le contamos nada de lo sucedido. No sabía que habíamos perdido dos bebés antes de que naciera él, comenta Julie a CBN.

Ängel
Shutterstock

A veces ocurren cosas en la vida que uno no puede explicar, y suena un tanto misteriosa la historia de Landon. Pero lo cierto es que nadie puede garantizar que no haya nada más allá de la muerte. 

Comparte esta historia con tus amigos en Facebook si también crees en lo que vivió este pequeño. 

¿Qué opinas?